Newyork

Vivan los vochos. El escarabajo resiste en Cuautepec, México

El Volkswagen Beetle, popularmente conocido como Escarabajo, está en peligro de extinción en casi todo el mundo.

Pero, en los cerros del norte de la Ciudad de México, el Escarabajo sobrevive.

Bienvenidos a Vocholandia, el hogar de los Vochos que quedan.

Supported by

SKIP ADVERTISEMENT

Vivan los vochos. El escarabajo resiste en Cuautepec, México

  • Share full article
  • +

Por Zolan Kanno-Youngs

Photographs and Video by Marian Carrasquero For The New York Times

Reportando desde Ciudad de México

26 de diciembre de 2023 a las 05:10 ET
Read in English

Los autos, oxidados y despojados de su asiento derecho, formados en filas que rodean esquinas, son el taxi no oficial de los barrios empinados en Cuautepec, en la capital mexicana. El símbolo curvilíneo de la era hippie de la década de 1960 es admirado —e incluso decorado y bautizado— por los vecinos que dicen que este coche representa su resiliencia y ética de trabajo.

Por toda la Ciudad de México se les puede ver, pero son multitud en las vibrantes calles de Cuautepec, donde puede escucharse a los vochos, o escarabajos, al subir las empinadas cuestas entre residentes que se relajan en las azoteas y los perros que fungen de guardianes en los balcones.

Cada tantas cuadras es habitual conseguir a alguno de los muchos mecánicos de Cuautepec. El olor a los vapores del escape llena las calles mientras que, en cada esquina, se cruzan vochos amarillos, verdes, rojos y morados.

Las curvas distintivas del Escarabajo son tan familiares para los entusiastas del auto como la cara de un amigo querido.

Al mirar a través de una ventana, una puerta o un callejón de Cuautepec suele verse algún Escarabajo.
El célebre modelo de Volkswagen ha unido a generaciones de familias en este barrio, a menudo pasa de padres a hijos.

We are having trouble retrieving the article content.

Please enable JavaScript in your browser settings.


Thank you for your patience while we verify access. If you are in Reader mode please exit and log into your Times account, or subscribe for all of The Times.


Thank you for your patience while we verify access.

Already a subscriber? Log in.

Want all of The Times? Subscribe.

Related Articles

Back to top button